Nosotros

Filosofía

Filosofía

Desde sus inicios, Sordo Madaleno Arquitectos ha crecido con una base sólida y una filosofía aplicada a la vida diaria donde se trata a los clientes como invitados y a los empleados como una parte irremplazable del equipo.

La firma se define a sí misma como una reinvención constante tanto en arquitectura y diseño como en aspiraciones y búsquedas de nuevos retos. Con cada proyecto, afirma y comprueba que es versátil, y que el único elemento que une a todos los proyectos es la pasión por la calidad y la excelencia en el diseño arquitectónico. Cuando un proyecto llega a la firma, se analiza minuciosamente para potencializar su valor social, ético, de diseño y de programa, ampliando así sus oportunidades más allá de los requisitos iniciales.

En SMA sabemos que no existe una fórmula para el éxito ni para el diseño; nosotros solemos adaptarnos a las circunstancias propias de cada proyecto, es decir, cliente, contexto y presupuesto.

La relación que SMA genera con sus clientes termina siendo muy íntima, pues en realidad, todo proyecto empieza como una conversación de ideas y de sueños que une fuertemente a ambas partes, que se dirigen hacia un mismo objetivo.

En el equipo de trabajo acoge la diversidad como una manera independiente de pensar dentro de un equipo, fomentando el espacio para el crecimiento así como para la expresión individual y creativa.

La constante preocupación por la mejora de la ciudad han llevado a la firma a involucrarse en proyectos de gran impacto social y urbano que, a través del tiempo, han demostrado regenerar la zona agregando valor y creando nuevas condiciones urbanas. Extendiendo este compromiso con el medio ambiente y la sociedad, SMA ha implementado certificaciones internacionales de impacto ambiental dentro de sus proyectos así como también ha realizado innumerables proyectos pro bono que han tenido una repercusión directa sobre la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.