Cargando

SMBloggin

SMBloggin'

Regresar al Inicio

Conversación con Rafael Gamo: “La documentación de una obra es crucial”

Escrito por: Redacción Sordo Madaleno | abril 30, 2020

Puedes leer este artículo en: Español

Rafael Gamo es arquitecto mexicano, así como uno de los fotógrafos profesionales de arquitectura más destacados en la escena mexicana e internacional. Desde hace un par de años, hemos colaborado con él para documentar nuestra arquitectura y proyectos de diseño de interiores, como lo fue para Solaz Los Cabos, Artz Pedregal y nuestras oficinas en Ciudad de México. En este vínculo registrando la esencia del habitar de nuestra obra arquitectónica, hemos descubierto una afinidad con su manera de captar la arquitectura a través de su lente.

Siendo la primera entrevista de esta serie de conversaciones con los fotógrafos que han colaborado con SMA y para conocer un poco más de su práctica, charlamos con Rafael Gamo sobre la importancia de la fotografía en la arquitectura para la conservación del arte y el futuro que tendrá esta especialización de la profesión.

Espacio Arte Abierto y Parque Escultórico en Artz Pedregal. © Rafael Gamo
Redacción Sordo Madaleno: ¿Qué opinas de la escena actual de la fotografía de arquitectura? ¿Qué futuro percibes para este campo especializado de la arquitectura?

Rafael Gamo: Es un momento muy interesante para la fotografía de arquitectura gracias a la democratización que ha traído consigo el mundo digital.

Hace 20 años, eran pocos los proyectos que se divulgaban y eran muy pocos los fotógrafos de arquitectura. Hoy en día, la multiplicación de los medios digitales ha permitido la divulgación masiva de nuevos proyectos de manera fácil y económica.

Así mismo, la evolución fotográfica –del mundo analógico hacia el digital– ha permitido que mucha más gente tenga acceso a equipo profesional a un menor costo y que se multipliquen las alternativas de fotógrafos.

Oficinas SMA-GSM. © Rafael Gamo

Creo que Instagram ha sido una herramienta que ha hecho que en los últimos 4-5 años haya habido un crecimiento exponencial del número de fotógrafos interesados en hacer imágenes de arquitectura. Ha sido una plataforma que ha permitido mostrar su trabajo y descubrir el talento de muchas personas. Hasta podría decir que ha “validado” la profesión del fotógrafo.

Hace 20 años no era considerada una profesión “seria”; hoy, la gente lo ve como una opción válida para un futuro profesional. Sin embargo, esta democratización no necesariamente se traduce en calidad. Muchos fotógrafos ahora carecen de una preparación técnica completa y, como muchas de las fotos se difunden en pantallas pequeñas, parecen ser de buena calidad. Es justamente, dentro de este mar de imágenes al que estamos expuestos, donde los fotógrafos profesionales pueden hacer que un proyecto trascienda más allá de su presencia física.

RSM: Como arquitecto, ¿cuál fue tu motor para dedicarte profesionalmente a la fotografía de la arquitectura?

RF: A la par de la carrera de arquitectura, yo estudié un programa de 2 años en fotografía. Cuando salí de la universidad y empecé a trabajar en despachos de arquitectura, la foto era algo que desarrollaba, de manera informal, en mi tiempo libre.

Centro de Convenciones en Parque Toreo. © Rafael Gamo

Mientras trabajaba en uno de estos estudios de arquitectura, el fotógrafo con el que trabajábamos una vez no pudo fotografiar un proyecto urgente y mi jefe me preguntó si yo podía tomar esas fotos. Ese primer encargo me llevó a otros más dentro del despacho y posteriormente con otros estudios que habían visto mi trabajo. Es ahí que empecé a tomar más en serio la foto como profesión. Más adelante, estudié la maestría para realmente llevar mi nivel de conocimiento y mi visión a otro nivel.

RSM: ¿Cómo definirías tu estilo propio de fotografía? ¿Buscas capturar algo en especial? ¿Una escena, un momento o una intención? ¿Una característica?

RG: Para mí, hay dos elementos que son centrales en una fotografía. Más allá de la composición del encuadre –la estructura que sostiene a la imagen–,  el primero de esos elementos es la luz; escoger la hora del día óptima para un determinado ángulo es crítico en mi trabajo. El segundo elemento es la inclusión de personas en las fotos para generar una capa más de interés sobre la arquitectura y para mostrar la relación que existe entre ella y los usuarios.

Solaz Los Cabos. © Rafael Gamo
RSM: En nuestro tiempo colaborando juntos, ¿cuál ha sido tu proyecto de Sordo Madaleno favorito de fotografiar?

RG: Disfruto mucho fotografiar proyectos con mucho flujo de gente. Este fue el caso de Parque Toreo, un proyecto centrado mucho en escoger un encuadre y con paciencia estar “cazando” el momento en el que la gente se “alineara” y lograr una foto en la que la acción complemente la arquitectura.

Parque Toreo. © Rafael Gamo
RSM: Y, ¿cuál ha sido es más desafiante?

RG: Ha habido dos proyectos de Sordo Madadaleno Arquitectos que creo que han sido los más desafiantes, irónicamente el primero y el último que he fotografiado para ustedes.

Primero, la Torre Américas 1500 en Guadalajara. El contexto urbano alrededor de la torre complicó bastante el encontrar los ángulos deseados para comunicar las ideas de diseño de la torre.

Torre Américas 1500. © Rafael Gamo

El otro proyecto fue Solaz Los Cabos y la dificultad radicó en coordinar un proyecto de esa dimensión y diversidad programática en unos cuantos días de sesión.

RSM: ¿Qué importancia le das a la práctica de documentar obras para la conservación gráfica del proyecto?

RG: La documentación de una obra es crucial. Es la forma en la que, salvo proyectos muy contados, el 99% de las personas va a estar en contacto con un edificio.

Solaz Los Cabos. © Rafael Gamo

Por ejemplo, la fotografía fue la principal herramienta para la difusión de las ideas del movimiento moderno. Fotógrafos como Julius Schulman mostraron, no sólo a los arquitectos, sino al público sin conocimientos de arquitectura, las ideas de un estilo que cambió de forma radical la forma en la que entendemos el espacio.

Hoy en día, el contar con fotografías icónicas de un edificio es de extrema importancia pues ayuda a que un proyecto arquitectónico se fije en la memoria colectiva y salga a flote dentro del mar de imágenes que consumimos diariamente.

Dejar un comentario

Comparte

Relacionados
El espacio público en las ciudades actuales mexicanas
El espacio público en las ciudades actuales mexicanas
Por: Rosalba Rojas

Todos tenemos derecho a la ciudad. Y, como arquitectos, comp ...

El ADN del Retail
El ADN del Retail
Por: Javier Sordo Madaleno Bringas

Este texto fue originalmente publicado en la revista Real Es ...

¿Qué representa el proceso creativo conceptual?
¿Qué representa el proceso creativo conceptual?
Por: Marisol Flores

Definitivamente podríamos considerar la etapa conceptual de ...