Cargando

SMBloggin

SMBloggin'

Regresar al Inicio

La vivienda mexicana de 1930 a 1950: El surgimiento de una nueva tipología

Escrito por: Jimena Orvañanos | septiembre 10, 2020

Puedes leer este artículo en: Español

En un contexto post-revolucionario y debido a la migración rural-urbana, la población de la Ciudad de México crecía aceleradamente y se asentaba de manera radial, con nuevas colonias y fraccionamientos. En tan solo tres décadas, pasó de ser una pequeña ciudad de 400 mil habitantes a una metrópoli de cuatro millones.

Parte de la labor urbano-arquitectónica era responder a estos cambios y movimientos en la capital mexicana. En aquella época, la ciudad tenía como modelo de vivienda tradicional la vecindad, edificios de escala horizontal y caracterizados por fomentar la idea de colectividad, mediante el uso de patios compartidos, terrazas y el componente comercial en planta baja.

Buscando referencias en ciudades europeas surge una nueva tipología en la arquitectura residencial mexicana, la cual apilaba las unidades de vivienda verticalmente. Los edificios de departamentos proponían un modelo económicamente factible y, al mismo tiempo, sugerían una solución al problema habitacional por medio de la densificación de las nuevas colonias.

El reto fue promover la relación entre los habitantes de dichos edificios y su entorno,  entre el individuo y la ciudad. Por ello, se utilizó el componente comercial en planta baja con la intención de crear una sensación de barrio y comunidad, no sólo adentro del edificio, sino con el contexto.

Juan Sordo Madaleno, a la par de otros personajes de la arquitectura moderna, intervino en esta modificación de escala y densificación urbana, sobre todo en las colonias emergentes del momento: Juárez, Cuauhtémoc y Roma Norte. Los siguientes edificios fueron testigos de ello.

ISABEL LA CATÓLICA Y REGINA
  • AÑO: 1936
  • UBICACIÓN: Colonia Centro, Ciudad de México
  • ARQUITECTO ASOCIADO: Augusto H. Álvarez
  • ESTATUS: Modificado

Según datos del Archivo SM, primer proyecto residencial de la carrera profesional de Juan Sordo Madaleno, junto a Augusto H. Álvarez. Localizado en la zona centro de la capital mexicana, fue un edificio de 5 niveles ­–4 niveles de departamentos, con el último remetido–, el cual representa un concepto “generalizado”  que se consolidó en los proyectos habitacionales de la época, donde la planta baja se le dedicaba al comercio para fomentar la colectividad.

MONTERREY Y ÁLVARO OBREGÓN
  • AÑO: 1940
  • UBICACIÓN: Colonia Roma, Ciudad de México
  • ARQUITECTO ASOCIADO: Augusto H. Álvarez
  • ESTATUS: Demolido

Este edificio de siete niveles con local comercial en planta baja fue diseñado en colaboración con Augusto H. Álvarez. Según Israel Katzman, se trataba de un edificio de departamentos cuya estructura remetida era de las primeras en México en enfatizar el “alargamiento horizontal de vanos y macizos”. El frente, hacia Álvaro Obregón, evoca los proyectos de “Inmuebles villas” de Le Corbusier, por el tratamiento alternado de ventanas y terrazas; sin embargo, hacia Insurgentes y Monterrey, la fachada mostraba un tratamiento distinto que lo hacía lucir como otro edificio. (1)

Monterrey y Álvaro Obregón (1940). © Archivo Sordo Madaleno, fotografía por Guillermo Zamora
LERMA
  • AÑO: 1944
  • UBICACIÓN: Colonia Cuauhtémoc, Ciudad de México
  • ARQUITECTO ASOCIADO: Augusto H. Álvarez
  • ESTATUS: Construido

El conjunto de edificios “Lerma”, ubicado sobre la calle Rio Lerma, demuestra el lenguaje racionalista de su autor, con la serie de ventanas horizontales sobre sus fachadas, y en donde la modulación en las proporciones fue parte importante de la temprana etapa del característico diseño arquitectónico de Juan Sordo Madaleno.

Edificios en Lerma (1944). © Archivo Sordo Madaleno, fotografía por Guillermo Zamora
RÓDANO Y ATOYAC
  • AÑO: 1947
  • UBICACIÓN: Colonia Cuauhtémoc, Ciudad de México
  • ESTATUS: Demolido

Ródano y Atoyac se erigió 6 niveles por arriba del nivel de calle para presentar una estética modular y dinámica en su fachada principal, con amplios ventanales y terrazas escalonadas en diferentes alturas y dimensiones que constrastan lo estático de su fachada lateral. Este edificio destina por completo la planta baja para locales comerciales, consolidando el concepto de la integración con su contexto y colectividad por medio de esta estrategia programática.

Ródano y Atoyac (1947). © Archivo Sordo Madaleno, fotografía por Guillermo Zamora
EDIFICIO LARÍN
  • AÑO: 1947
  • UBICACIÓN: Colonia Anzures, Ciudad de México
  • ARQUITECTO ASOCIADO: Augusto H. Álvarez
  • ESTATUS: Demolido

Reflejo de la condición urbana donde se localizaba, el edificio Larín presentó una volumetría que abrazaba la antigua glorieta Simón Bolivar para permitir grandes vistas hacia el bosque de Chapultepec. Una torre de 16 departamentos con terrazas y amplios ventanales –elementos diferenciadores de la época–, los cuales tuvieron sentido para proponer un acercamiento visual con su contexto inmediato.

Edificio Larín (1947). © Archivo Sordo Madaleno, fotografía por Aerofotográfico FICA

Referencias:
(1)  Adrià, Miquel(2013). Juan Sordo Madaleno (1916-1985). Editorial Arquine

Dejar un comentario

Comparte

Relacionados
Llénate de inspiración con nuestros tableros en Pinterest
Llénate de inspiración con nuestros tableros en Pinterest
Por: Redacción Sordo Madaleno

Te invitamos a seguir nuestros diferentes tableros de Arquit ...

101 años del explorador del modernismo en México: Juan Sordo Madaleno
101 años del explorador del modernismo en México: Juan Sordo Madaleno
Por: Jimena Orvañanos

Hoy, en la fecha que sería su cumpleaños número 101, reco ...

La arquitectura moderna en México a través de los ojos editoriales
La arquitectura moderna en México a través de los ojos editoriales
Por: Daniela Cruz

Arquitectura/México fue una de las publicaciones editoriale ...